El sistema Luohan Qigong (Chi Kung) contiene diferentes formas y movimientos en las que estaremos trabajando el cuerpo, la mente, la energía y el espíritu. Lo haremos a través del movimiento, la respiración y la concentración y relajación mental.

 

Yin y Yang.

 

Todo el universo está sujeto a la teoría del Yin y el Yang. El Yin – Yang podría definirse como dos fuerzas opuestas y a su vez complementarias, ya que una nutre a la otra y el mismotamaño de sus partes nos da una idea de equilibrio. El punto con el color opuesto dentro de cada parte nos dice que toda acción, persona o situación lleva dentro su opuesto.

 

En Luohan buscamos grandes ciclos de Yin y de Yang, queremos llegar al máximo encogimiento seguido del máximo estiramiento. Cuanto más grande es el ciclo mayores serán los beneficios obtenidos. Por ejemplo, si una persona sale a correr todos los días quince minutos obtendrá lógicamente unos beneficios menores que la persona que lo hace durante una hora diaria.

 

Pero cuando hablamos de grandes ciclos de Yin y de Yang no nos referimos sólo a nivel físico de estiramiento, sino también a nivel respiratorio, llegando a una exhalación total seguida de una inhalación máxima, o de un ciclo mental relajado o calmado seguido de otro poderoso y enérgico. Sin lugar a dudas, éstas son algunas de las cosas más bellas que el sistema Luohan Gong guarda en su interior.

Cuerpo.

 

La práctica de Luohan Gong debe realizarse muy despacio, tomando consciencia de cada una de las partes de nuestro cuerpo, sintiendo cómo estamos enraizados al suelo y fluimos de un movimiento al siguiente de una manera suave y continua.

 

En todo momento deberemos estar relajados. De este modo, permitiremos que nuestra sangre circule mejor y por lo tanto llevará mayor cantidad de oxígeno a cada parte de nuestro cuerpo. Relajando la espalda permitiremos que la energía circule libremente y sin obstrucciones por la columna vertebral. Así también podremos transmitir mayor potencia en nuestros movimientos y evitar un gasto innecesario de energía. La rapidez y la fuerza están relacionadas con la relajación del cuerpo y de grupos musculares precisos (agonistas actúan, antagonistas se relajan). En cada movimiento debemos de coordinar cada articulación para moverla en el orden, grado y dirección adecuados.

 

Fortalecemos el cuerpo mediante posiciones bajas diseñadas para tener unos músculos poderosos y equilibrados (especialmente las piernas). Al estar en posiciones bajas y aguantar numerosos cambios de peso, nuestros músculos se desarrollarán para soportar este tipo de entrenamiento, y al hacerlo con el peso de nuestro propio cuerpo, lo harán de una forma equilibrada y por lo tanto sana. Aparte de las piernas, también estamos fortaleciendo las articulaciones de la parte superior del cuerpo, como los brazos, las muñecas y los dedos.

 

Todos y cada uno de los movimientos de Luohan Gong dotan a nuestro cuerpo de gran flexibilidad. A través de estiramientos, flexiones y extensiones, rotaciones e inclinaciones, nuestros tendones, ligamentos, articulaciones y músculos se fortalecen y estiran.

 

En Luohan Gong se trabaja con los tres tipos de ejercicios que nuestro cuerpo necesita para estar en forma: aeróbico, muscular y flexibilidad.

 

Este sistema utiliza el movimiento de una manera inteligente, permitiendo a cada cuerpo adaptarse a su sistema y disfrutar de los enormes beneficios que ofrece.

Mente.

 

La claridad y la precisión mental, saber lo que queremos y por qué lo queremos en todo momento y ejecutar nuestras ideas y convicciones con precisión, son sólo una muestra de lo que la relajación puede ayudarnos en el aspecto mental.

 

Una mente relajada es capaz de tomar decisiones y actuar con mayor rapidez. No olvidar que una mente en un estado de tensión nos puede llevar continuamente a tomar decisiones equivocadas.

 

Luohan Gong ayudará a calmar nuestra mente y nos permitirá ver lo que realmente somos. Durante la práctica o entrenamiento estaremos meditando, ya que todo movimiento físico llevará consigo un pensamiento o una intención. Como dice la tradición: “La mente es el amo de la energía y allí donde esté la mente irá la energía”. Nuestra mente viajará a través de nuestro cuerpo e incluso más allá de nuestros límites físicos. Una vez llegado al punto máximo de estiramiento físico, actuará para llevar la energía más allá de nuestro cuerpo. Descubriremos un lugar de paz mental absolutamente maravillosa.

 

“En un lago de aguas quietas se refleja la luna perfectamente; no así si hay movimiento. De la misma forma, si el lago de nuestra mente está tranquilo, podremos realizar y reflejar la Luz interna”.

Adagio de la Tradición espiritual.

 

La mente debe guiarnos por la senda de la sabiduría, para llevarnos a ese lugar maravilloso de paz con el que todos soñamos. También debe sostenernos en los momentos más difíciles e indicarnos el camino para lograr nuestros más sinceros propósitos.

 

Energía.

 

Posiblemente el cultivo y desarrollo de la energía (Chi) es lo que hace del Luohan Gong un sistema tan maravilloso. Su magia reside en la forma de conseguirlo. Movimiento, respiración y mente se unen para aumentar y mejorar la cantidad y calidad de Chi y su flujo por todo nuestro cuerpo, además de acumularlo en los diferentes centros energéticos. Al ser nuestro cuerpo invadido por esta energía, disfrutaremos de una increíble sensación de poder y sentiremos que no hay nada que no podamos lograr.

 

En el sistema de Luohan moveremos energía Chi a través de:

 

  • El movimiento, ya que al movernos estimularemos meridianos y canales energéticos.

  • La respiración, que moverá la energía por todo el cuerpo en cada inhalación y exhalación.

  • La mente, pues como ya mencionamos: “la mente es el amo de la energía y allí donde vaya nuestra mente irá nuestra energía”.

 

Del mismo modo que un acupuntor activa estos meridianos mediante la puntura de agujas en lugares específicos, en Luohan Gong los activamos a través del movimiento estimulando dichos puntos.

 

Luohan Gong permite al practicante dirigir la energía a diferentes partes del cuerpo para a su vez aumentar el flujo sanguíneo. Al igual que la mente es el amo de la energía, la energía es el amo de la sangre. En realidad, uno de los objetivos básicos del Luohan Gong es precisamente hacer circular energía. Esta acción tiene como siempre aplicaciones en la salud, el desarrollo espiritual y el marcial. En relación a este último, el Artista Marcial puede enviar su energía a una parte del cuerpo para proteger o encajar un golpe del adversario en un momento de vulnerabilidad, o por el contrario, para incrementar la fuerza del puño, codo o patada.

 

Además de abrir canales y meridianos de energía y mover ésta por todo el cuerpo, Luohan Gong cultiva la energía (Chi) en los llamados Dan Tien o Campos de Elixir. Su trabajo armoniza estos centros energéticos y a su vez los activa creando acumuladores de energía y fuerza.

 

El Chi es la energía que está continuamente fluyendo por la naturaleza. En la Medicina Tradicional China se dice que romper este flujo puede ocasionarnos numerosos desequilibrios y enfermedades, tanto físicos como mentales.

 

El Chi está en todo, desde el cielo, los océanos o la tierra, hasta en la cosa más insignificante, como una flor o un grano de arroz, y por supuesto en nuestro propio ser, haciéndonos así formar parte del universo.

Espíritu.

 

El espíritu (Shen) es lo que realmente debe guiar a la persona. En Luohan cultivaremos un espíritu bueno y poderoso, capaz de sobreponerse a cualquier dificultad sin ni siquiera dudarlo. Se dice que el espíritu de una persona puede verse reflejado en su mirada, una mirada serena y decidida al mismo tiempo, la perfecta armonía entre la pasión desmesurada y el exceso de calma. Esto nos permitirá buscar y alcanzar nuestros verdaderos valores y objetivos y no dejará que nos perdamos en este mundo sin dirección…

 

Luohan Gong es un sistema de meditación en movimiento. Mientras realizamos las secuencias de movimientos que componen sus formas, estaremos meditando y de ese modo eliminaremos los estancamientos emocionales para lograr calmar las olas de la mente y nuestros pensamientos, permitiéndonos ver nuestra propia esencia. Además, este sistema también cuenta con una forma que se ejecuta sentado, sin apenas movimiento físico, en la que moveremos la energía a través de nuestros pensamientos y así cultivaremos nuestro espíritu.

 

Al alcanzar unos objetivos tan elevados y tener un camino claro a seguir, reduciremos la posibilidad de enfadarnos o alterarnos con facilidad y así no hacer algo que realmente no queramos y de lo que luego arrepentirnos.

 

Descubriremos los verdaderos valores humanos que son los que realmente deben guiarnos cuando la luz de nuestro camino se apaga, y que nos mantendrán en él a través de su filosofía y el Tao. Algunos de estos valores son: la Humildad, la Honestidad el Respeto hacia todo lo que nos rodea, la Paz y el Amor universal y la Rectitud a la hora de tomar nuestras decisiones por muy difíciles que éstas parezcan. Además, nos enseñará a amar la naturaleza de la que formamos parte y con la que siempre deberíamos caminar en armonía.

 

“La mano que se cierra en puño, pierde la oportunidad de acariciar el universo; las manos vacías tienen la oportunidad de alcanzar cualquier cosa”. Adagio tradicional.

 

Fuente de imagen 1: estrellita-polar.blogspot.com

Fuente de imagen 3: reikinuevo.com

TÉCNICA DE LUOHAN QIGONG

Logo WhatsApp.png

Datos de contacto: Roberto Rodríguez Carrasco  Teléfono: 661825187   E-mail: roberclf@gmail.com

C/ Cabeza de Vaca, 22 (zona de El Corte Inglés). Salamanca

© 2014 por Escuela Luo Fu Shan. Plantilla de Wix.com
 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now